EU · ES
C/ Hernani, 9 bajo
+34 943 42 86 28
20004 SAN SEBASTIAN

Ortodoncia en niños

Ortodoncia en niños
Ortodoncia en adolescentes
Ortodoncia en adultos

Existe la leyenda urbana: 'hasta que no cambie todos los dientes no se puede empezar'.

La primera visita al odontopediatra debe tener lugar con la erupción del primer diente, sino otro buen momento es a los 3 años con la dentición temporal completa (dientes de leche) y la primera visita al ortodoncista deberá ser a los 6 años con los primeros molares definitivos en boca.

Además, ayudará a detectar e intentar mejorar problemas que pueden necesitar de un seguimiento:

- Problemas derivados de hábitos: niños con hábito de succión del pulgar, respiran por la boca, interponen la lengua al tragar, o llevan chupete después de los dos años.

- Genética. Maloclusiones con una carga genética importante. Dientes inferiores por delante de los superiores.

- Conseguir una correcta oclusión y mejorar una falta de espacio sin necesidad de extracciones.

- También podemos modelar el perfil y evitar complicados tratamientos de ortodoncia y cirugía ortognática.

- Normalizar la forma, tamaño y posición del maxilar y la mandíbula.

- Permitir un crecimiento simétrico y coordinado de los huesos que facilite la erupción de las piezas definitivas.

Estos problemas los podemos corregir con aparatos fijos o removibles (ortopedia) y cuyo tiempo de uso varía en función del problema y las características de cada niño.

Entre los 6 y los 11 años es el mejor momento para guiar el crecimiento de los maxilares y mejorar el tono de la musculatura de la cara, para evitar problemas mayores. Para conseguir el correcto alineamiento de los dientes se debe esperar al momento en que el niño ya tenga todas las piezas definitivas

En esta etapa realizamos ortodoncia funcional o interceptiva, mediante diferentes aparatos de control ortopédico para coordinar el crecimiento y la posición de los maxilares, equilibrar las fuerzas de la articulación temporomandibular, conseguir una estética facial armónica, proteger los dientes de desgastes prematuros y de problemas de encías, mejorar la higiene dental y la colocación de los dientes.

Son aparatos de 'quita y pon', generalmente usados en el periodo de crecimiento para corregir anomalías funcionales, esqueléticas o hábitos en desarrollo.

Son muy variados, dependiendo del objetivo del tratamiento.

Se realizará un estudio y se diseñará un plan de tratamiento personalizado para su hijo y se e explicará cual va a ser el más beneficioso para su caso específico.

Aunque pueden mejorar el alineamiento dental, no es su cometido principal, que se realiza de modo mucho más eficiente con los aparatos fijos. Aunque con una gran colaboración se pueden conseguir resultados sorprendentes!!!

TRATAMIENTOS

Se trata de la colocación de distintos tipos de aparatos que pueden ser fijos o removibles para corregir (llevar a un estado de normalidad) la mordida de los niños. Algunos se pueden utilizar durante semanas, mientras que otros requieren de meses e incluso años de uso. Nosotros les explicamos cuál aparato es el mejor para su hijo/a, qué efectos tendrá, y cuánto tiempo lo utilizará.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿QUÉ PASA SI MI HIJO TIENE ALGÚN PROBLEMA DE ESTE TIPO?

Estos problemas producen alteraciones en el desarrollo de los huesos, tanto del maxilar como de la mandíbula. Alteran el desarrollo normal de la cara y en definitiva de los tejidos blandos, labios, pómulos y mentón

¿PERO SI TODAVÍA TIENE DIENTES DE LECHE?

Sí claro, tiene dientes de leche y cuando finalice el tratamiento seguirá teniendo esos dientes de leche, pero estarán alineados con las arcadas superior e inferior coordinadas, la mandíbula centrada y conseguiremos que el crecimiento de esos huesos no se vea afectado por la acción de la musculatura de la lengua y del labio inferior.

Pero si se ponen aparatos a todas las edades, ¿por qué tengo que hacer sufrir a mi hijo tan pequeño?

No es objetivo de estos tratamientos tempranos alinear los dientes de leche. Lo que se pretende es mejorar la función y la forma y evitar el empeoramiento de la maloclusión que derivará en tratamientos más complejos.

No hay que preocuparse, pero sí 'ocuparse'.

¿CUÁNTO TIEMPO DURAN ESTOS TRATAMIENTOS?

Son tratamientos sencillos, que constan de una fase activa y una fase de retención que dura años. A esta edad los pacientes son nuestros mejores colaboradores. Generalmente es la primera vez que acuden a una revisión de sus dientes, no han tenido experiencias negativas y si son tratados por personas formadas para ello su comportamiento es excelente.

¿CÓMO PUEDO SABER SI MI HIJO VA A TENER UNA MALOCLUSIÓN QUE VA A IMPEDIR LA ERUPCIÓN NORMALIZADA DE SUS DIENTES?

Posiblemente sea el pediatra quien a esta edad lo diagnostique y te recomiende una cita con el ortodoncista. Aun así, si tu hijo presenta alguna de las alteraciones anteriores puedes sospechar.

¿QUÉ PUEDE OCURRIR SI NO SE TRATAN O NO SE DIAGNOSTICAN A TIEMPO?

Estas pequeñas alteraciones de la normalidad que a los 5 años tienen una muy fácil solución si se perpetúan en el tiempo y acompañan al niño en su crecimiento pueden desarrollar mal oclusiones más severas que afectarán a su oclusión y a su cara. Los problemas se agravan y la estética facial se ve alterada.

CASOS ORTODONCIA EN NIÑOS